EL GATO NEGRO Y LAS BRUJAS


Es halloween y es una festividad relacionada con la brujas, pero alguna vez se han preguntado la relación que hay entre las brujas y los gatos negros?  ya que muchos vemos en los adornos una bruja y su gato.
Para empezar hay muchas explicaciones, por ejemplo, los celtas dicen que las brujas consideraban como sus mejores amigos a los gatos negros, y lo utilizaba como su sirviente mensajero o su secretario, aunque también se decía que era una persona transformada por un conjuro, doblegando su voluntad.  Ya previamente en libros de magia negra (grimorios), aparece la utilidad de los gatos negros en la magia, que los ojos del cadaver de un gato negro tenian diablillos para ser utilizados en sortilegios.
Durante la Edad Media, nace la falsa creencia de considerar al gato negro como de mal agüero, por pensar que cumplian mandatos de las brujas, y esto dio lugar a que los fanáticos sacrificaran a miles de estas bellas criaturas. 
El gato es un maravilloso felino, cuya historia y origen se remontan al antiguo Egipto. Los egipcios inoculaban a los gatos algunas gotas de su sangre para protegerlos de las enfermedades y los malos espíritus. Estaba prohibido matar a un gato, y la pena por hacerlo era de muerte, era tanto el respeto que existía por este noble animal que cuando el gato moría los egipcios se afeitaban las cejas en señal de duelo. 
Los gatos eran animales salvajes que comenzaron su proceso de domesticación hacia el año 3000 a. C., debido a la abundancia de ratones que pululaban en los silos de grano que existían en Egipto. El gran valor del gato como cazador de ratones hizo que los egipcios intentasen y lograsen su convivencia doméstica, pese a lo cual el gato no perdió su status divino. La religión del antiguo Egipto incluyó el gato entre sus símbolos sagrados, estaba considerado como la reencarnación de los dioses en el trance de comunicarse con los hombres y manifestarles su voluntad. 
Los gatos llevaron una existencia más que placentera hasta que la Iglesia, hacia mediados del siglo XIII, comenzó una terrible persecución contra ellos, considerándolos como símbolo del diablo y cuerpo metamórfico de las brujas.
El aniquilamiento de los gatos fue de tal magnitud que cuando la peste negra azotó Europa en el siglo XIV, causando más de veinticinco millones de muertos, apenas sí quedaban ejemplares para luchar contra las ratas, principales propagadores de la enfermedad. Y sin ninguna duda, la plaga fue tan devastadora debido al desenfrenado exterminio de los gatos. La Iglesia alentó de tal forma la persecución de los gatos que llegó a convertirse en espectáculo la quema de estos pobres animalitos en las hogueras de la noche de San Juan.
En el año 1400, la especie estuvo a punto de extinguirse en Europa. Su existencia se reivindica a partir del siglo XVII debido a su habilidad para la caza de ratas, causantes de tan temibles y desoladoras plagas. En el siglo XVIII el gato vuelve a conquistar parte de su antiguo prestigio, y no sólo se utiliza como cazador de roedores e insectos, sino que su belleza lo hace protagonista de cuadros, muy especialmente de los de la escuela inglesa, y de motivos escultóricos.
No olvides que el escritor americano Edgar Allan Poe, escribio un cuento de horror titulado: El Gato Negro (The Black Cat) el cual mostraba al gato como un demonio de venganza, que termino por volver loco a un asesino, mismo cuento que fue inmortalizado en un episodio de la serie de terror: MASTER OF HORROR.
Pero fuera de todas estos pensamientos, se puede decir con total seguridad que el gato una vez que te adopta como un amigo, será sin duda tu mejor y leal compañero.
 
Redactado por Luis Landeo